viernes, 14 de diciembre de 2012

Actos de Habla

Ahora a estudiar los Actos de habla


¿Sabías que cuando dices algo también haces cosas al decir?

Actos de habla

 

En efecto, a través de la emisión de un enunciado, se realiza una acción. Para que comprendas mejor este concepto, piensa en la siguiente situación: un sacerdote en una iglesia está bautizando a un niño y al echarle el agua bendita dice "yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo". Después de verbalizar este enunciado el niño está bautizado. Por lo tanto, la acción de bautizar se concreta cuando el sacerdote emite el verbo bautizar.

Los verbos que son necesarios para que exista una determinada acción son denominados performativos. Algunos de ellos son: bautizar, prometer, declarar, jurar, etc., y se caracterizan porque al pronunciarlos se realiza una acción al mismo tiempo.

 

Es importante que tengas claro que el significado del enunciado no siempre coincide con la acción que se efectúa. Así por ejemplo, cuando alguien dice: “¿tienes hora?”, le está solicitando a su interlocutor que le informe qué hora es y no le está preguntando si posee la hora. Por lo tanto, existen dos niveles de significado: uno que alude al contenido del enunciado y otro que corresponde a la intención comunicativa del hablante.

Por último, es necesario que sepas que existen distintos tipos de actos de habla:

 

Acto de habla directo: Es aquel en el que el hablante enuncia directamente su intención comunicativa en su acto locutoria. El receptor del mensaje no debe presumir ni inferir el real propósito del hablante porque este es claro y directo. Por ejemplo:

- Sal inmediatamente de esta sala.

- ¿Qué hora es?

- Baja la música, por Dios.

Acto de habla indirecto: Es aquel en que el hablante no enuncia su intención comunicativa de manera explícita, y esta debe ser interpretada a partir de los aspectos contextuales o paraverbales de la enunciación de la misma. El éxito de la comunicación depende, en gran parte, de la competencia comunicativa del receptor y de su voluntad de cooperar en el intercambio comunicativo. Sobre la base de los tres ejemplos anteriores, podemos transformarlos de la siguiente manera:
- ¡Hay personas que a vece sobran y no se dan cuenta!

El ejemplo anterior podría ser entendido como una orden (“Sal de aquí”) o cómo una expresión de un punto de vista (“Sí, yo opino lo mismo que tú”).
- ¿Tiene hora qué me diga?
Parece ser bastante clara la pregunta, pero podría ser contestada con un “Sí, claro que tengo. Adiós”.
- ¡Me retumba la cabeza con esa música.!
Lo que podría parecer una petición, si no hay voluntad de cooperar, podría ser decodificada como una expresión: “Qué raro, a mí no” (y sigue escuchando música fuerte).

Los actos de habla pueden, también, ser clasificados según el tipo de acción que ellos desempeñan al ser enunciado por un sujeto al interior de una situación comunicativa concreta. Es pertinente comprender que cuando hablamos de actos de habla, es necesario considerar la intención comunicativa del enunciador más que de la expresión misma, es decir, una pregunta puede significar una orden, una afirmación puede convertirse en un compromiso, etc. Podemos distinguir  cinco distintos tipos de acciones:

1) Acto de habla asertivo:

Es aquel en el que por medio del lenguaje afirmamos o negamos hechos de la realidad con distintos grados de certeza. La intención del enunciador en estos actos es simplemente hacer referencia sobre un hecho.

Ejemplos:
“El camping cuenta con alumbrado general y por sitios, agua potable, baños, duchas con agua caliente.”
“Estoy en este colegio desde primero básico, cuando apenas tenía seis años”
“Los actos de habla se refieren a aquel poder del lenguaje que permite hacer cosas con lo que decimos”

 

2) Acto de habla compromisorio:

Es mediante el cual usamos el lenguaje para adquirir compromisos con un interlocutor. Cabe señalar que todo compromiso es sobre el propio enunciador, pues no se puede adquirir compromisos por otro.

Ejemplos:
“El próximo lunes empiezo la dieta”
“Juro decir la verdad y nada más que la verdad”
“Te apuesto una asado que ganamos la final del campeonato el fin de semana”

3) Acto de habla directivo:

Se refiere a aquel por medio del cual el lenguaje asume la función de influir en la conducta de otro. Esto se puede realizar por medio de una sugerencia, consejo, recomendación u orden. También mediante preguntas que pongan al interlocutor en posición de responder.

“Anda de inmediato a arreglar ese desorden que hiciste”
“¿Es posible de que te dejes de molestar al menos una vez en tu vida?”
“Ayúdame con la tarea de Artes, por favor”

4) Acto de habla expresivo:

Corresponde al tipo de acción que desempeñamos por medio del lenguaje cuando expresamos estados anímicos o físicos personales.

“Ya no aguanto el dolor de muelas que tengo desde hace días”
“Mi más sentido pésame”
“Estoy realmente orgulloso de ti. Te felicito”

 

5) Acto de habla declarativo:

Es el acto por medio del cual el enunciador modifica algún aspecto de la realidad. Para que tenga valor, se deben cumplir algunas condiciones: quien lo enuncia debe ser un sujeto con la autoridad de poder modificar el aspecto de la realidad que está afectando (un sacerdote, un juez, un presidente, etc.) y debe ser expresado en la situación oportuna (un templo, un tribunal, etc.).

“En Nombre de Dios, se abre la sesión”
“Por el poder que la ley me confiere, los declaro marido y mujer”
“Este tribunal le condena a cinco años de pena remitida por delito de estafa y malversación de fondos públicos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada